Rincones de Andalucía: Guadix y Baza

La orografía andaluza es peculiar. A grandes rasgos, el Valle del Guadalquivir se enmarca por dos grandes cordilleras: Sierra Morena y los Sistemas Béticos. Pero éstos a su vez se dividen en tres unidades principales: al norte el Sistema Subbético, al sur el Penibético y entre medias un gran surco que origina altiplanicies hoyas y depresiones que se extienden por las provincias de Málaga y Granada, lo que se llama el Surco Intrabético. Así encontramos paisajes de relieve, que no de vegetación, similares en las depresiones de Ronda, Antequera y Granada y en las tres hoyas del noreste de la provincia granadina: las hoyas de Huéscar, Baza y Guadix. Hoy viajamos a estas dos últimas, que conforman dos comarcas cuyas cabeceras conservan un importante patrimonio cultural material e inmaterial.

Rodeadas por las sierras de Cazorla, Mágina, Arana, Huétor, Sierra Nevada, Orce y La Sagra, y divididas por la Sierra de Baza y el Cerro Jabalcón las Hoyas de Baza y Guadix tienen paisajes de cárcavas, badlands y cuevas debido a la composición del terreno y su erosión. Precisamente las cuevas son seña de identidad de estas dos comarcas pues existen numerosas casas-cuevas alrededor de las dos ciudades, más en Guadix, que son utilizadas como viviendas o como hoteles actualmente. En las dos comarcas destaca un incipiente turismo cultural y rural, que utiliza los monumentos, el paisaje y las casas-cueva como principales atractivos.

Hoya de Guadix
Hoya de Guadix

Baza, capital no sólo de su comarca sino de toda la región del Altiplano de Granada, remonta su pasado a tiempos íberos, y prueba de ello son los numerosos restos encontrados en sus inmediaciones de aquella época. En el Museo Arqueológico de la ciudad pueden verse diversas piezas, entre ellas una réplica exacta de la “Dama de Baza”; la original, como pasa con la de Elche, se encuentra en Madrid. La Baza íbera, luego ocupada por los romanos, era conocida como Basti y sus restos arqueológicos se sitúan a pocos kilómetros de la ciudad actual, en el Cerro Cepero. Allí se halla el CIYA o Centro de Interpretación del Yacimiento Arqueológico que nos ayudará a comprender más su historia íbera. Baza también formó parte del Reino Nazarí de Granada hasta su toma por los Reyes Católicos en 1489 y de su época musulmana conserva partes de la muralla, la alcazaba y los baños árabes. El Pósito, la Iglesia Mayor, los Palacios de Enríquez y Páez de Espinosa, el Monasterio de San Jerónimo, el Convento de Santo Domingo o la Iglesia de los Dolores son otros monumentos interesantes de la ciudad, esta vez ya de su etapa castellana.

El centro histórico de Guadix es uno de los más bellos de la provincia. La ciudad accitana, que fue fundada por los romanos, tiene tres elementos principales: las cuevas, la alcazaba y la catedral. El paisaje de casas-cueva de la comarca se hace más intenso en la ciudad con más de 2000 viviendas subterráneas, hasta el punto de conocerse a Guadix como la “Capital Europea de las Cuevas. Muchas de ellas siguen estando hoy habitadas y proporcionan a sus moradores una temperatura constante durante todo el año, para resguardarse del frío invierno y el abrasador verano, y un aislamiento natural contra los ruidos del exterior. Aunque nos pudiera parecer que en estas cavidades ya habitaban los hombres prehistóricos, lo cierto es que el origen de las Casas Cueva se remonta a la Guerra de Granada a finales del siglo XV cuando los moriscos se vieron obligados a retirarse del centro a la periferia. Hay que tener en cuenta también que estas casas-cueva han sido construidas por el hombre aprovechando los cerros arcillosos que rodean la ciudad. En el conocido como “barrio de las cuevas” existe un centro de interpretación sobre estas peculiares viviendas.

Barrio de las Cuevas, Guadix
Barrio de las Cuevas, Guadix

La Alcazaba es el vestigio más importante de su pasado musulmán, recinto desde el que se defendía la ciudad tanto de los castellanos como de las sublevaciones internas. Fue construida en el siglo XI mediante tapial y su torre del homenaje de planta cuadrada domina todo el conjunto. Una vez reconquistada la ciudad comenzaron las obras de una nueva catedral sobre la antigua mezquita. La Catedral de la Encarnación es joya monumental de Guadix y combina el Renacimiento y el Barroco que deja un conjunto con un elegante campanario y una suntuosa fachada de piedra rojiza, tan característica de los antiguos edificios accitanos. Otros monumentos de interés en el casco antiguo de Guadix son los conventos de la Concepción y San Agustín y las iglesias de Santiago, San Miguel y la Magdalena.

Una curiosa forma de descubrir Guadix es siguiendo la “ruta paisajística” organizada por el municipio a través de los miradores de la Magdalena, Almorejo, Padre Poveda y Cerro de la Bala, entre otros, desde donde podremos disfrutar la fisionomía de la ciudad.

A pocos kilómetros de Guadix, en dirección a Almería, nos topamos con el pequeño pueblo de La Calahorra donde destaca su castillo, levantado sobre una colina desde donde se divisa todo su entorno. El Castillo de La Calahorra fue una antigua fortaleza árabe reconstruida como palacio renacentista tras incorporarte a tierras de Castilla, conversión que sufrirían también otras fortalezas del antiguo reino nazarí y de la frontera castellana-musulmana. El singular conjunto del Castillo de La Calahorra merece también una escapada.

Guadix y Baza siempre han tenido una intensa relación, que se hace mucho más relevante cada septiembre durante la celebración conjunta del Cascamorras. Cuenta la leyenda que tras la Reconquista de Baza un obrero accitano encontró la talla de la Virgen de la Piedad mientras trabajaba en las obras de la Iglesia de la Merced. De este hecho surgieron disputas entre bastetanos y accitanos por la posesión de la imagen que finalmente se quedó en Baza. Una expedición, entre la que se hallaba un bufón, partió de Guadix amenazando a los de Baza con robarles a su virgen pero éstos se defendían manchando al bufón de pintura. Al no haber conseguido su objetivo, fue de nuevo castigado con pintura a su vuelta a Guadix. El Cascamorras es hoy el personaje que representa a ese bufón, representado cada año por un ciudadano accitano que parte de su ciudad en la medianoche del 5 al 6 de septiembre con la misión de apoderarse de la Virgen de la Piedad, acompañado de una hermandad. Para disuadirlo de su objetivo los de Baza lo reciben manchándolo de pintura negra. El 9 de septiembre, tras la festividad de la Virgen, regresa a Guadix, donde es de nuevo manchado de negro. Al final no sólo el cascamorras acaba manchado sino que tanto en Guadix como en Baza se celebran batallas de pintura donde hasta el más tímido acaba tiznado.

Cascamorras
Cascamorras
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s