Rincones de Andalucía: Córdoba

¿Cómo podríamos disfrutar de la provincia cordobesa si no nos detenemos ante uno de los principales centros monumentales y culturales de España, su capital? La ciudad de Córdoba, con un abrumador pasado romano, judío, musulmán y cristiano es testigo del paso de las aguas del Guadalquivir y de todas las historias de quienes la ocuparon y se enamoraron de ella. Su centro histórico atrae cada año a miles de turistas que visitan un formidable centro histórico con la Mezquita-Catedral por bandera. Córdoba es una ciudad Patrimonio de la Humanidad, habiendo la Unesco declarado como tal a la mezquita en 1984 y luego ampliado con su centro histórico diez años después, no sólo por sus monumentos sino también por sus tradiciones: los Patios de Córdoba, que abarrotan la ciudad de flores y visitantes cada mayo, fueron designados como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad en 2012.

Patios de Córdoba
Patios de Córdoba
Plano de la ruta
Plano de la ruta

La gran riqueza patrimonial de Córdoba daría para escribir una tesis así que sólo como aproximación a la ciudad os he elaborado una “pequeña” ruta por su casco antiguo, sin mucha profundidad de explicaciones, para que sintáis su esencia y os deje un buen sabor de boca (aunque mejor sabor os dejarán sus bares, restaurantes y teterías). El plano turístico ofertado por la oficina de turismo de Córdoba nos señala la sorprendente cifra de más de 140 puntos de interés, muchos de ellos visitables. A lo largo de nuestra ruta sólo pasaremos por los más importantes pero iremos conociendo todos los pasados de Córdoba. Soy de la opinión de que lo mejor y más importante debe dejarse para el final pues no debe eclipsar la belleza de lo que nos es menos conocido. Es por ello que el monumento insignia de la antigua capital califal lo visitaremos en la última etapa del recorrido.

Nuestra ruta por el corazón cordobés parte de la céntrica Plaza de Colón, desde donde nos adentraremos al casco antiguo por las calles Marroquíes y Adarve hasta alcanzar la primera de nuestras plazas, la de los Condes de Priego. Peculiar plaza blanca, nos deja una bella fotografía con la estatua del torero Manolete en el centro y la iglesia de Santa Marina, la primera iglesia fernandina que nos encontramos. Nuestro primer destino es uno de los principales monumentos señoriales de la ciudad, el Palacio de Viana, edificio del siglo XIV en el que podremos visitar sus patios y salones renacentistas.

Caminando entre callejones llegaremos hasta la hermosa estampa del a Cuesta del Bailio, la cual ascenderemos hasta la Plaza de Capuchinos, donde se encuentra el popular Cristo de los Faroles. Tras ella ponemos rumbo al sur por la calle Conde de Torres hasta el centro neurálgico de la Córdoba monumental, la ajetreada Plaza de las Tendillas que se abre en torno a la estatua ecuestre de Gonzalo Fernández de Córdoba, el Gran Capitán, y se sitúa en una zona comercial. La calle Claudio Marcelo nos llevará primero al Templo Romano y la antigua muralla y, después, a la impresionante Plaza de la Corredera cuyo fisionomía de plaza mayor cuadrangular, única en Andalucía, nos trasladará a otras ciudades de Castilla pero sin abandonar el aire sureño. Es un buen lugar para descansar y tomarnos unas tapas, pero inmediatamente después nos dirigiremos a la pequeña Plaza del Potro, en la que encontraremos el Museo de Bellas Artes y el de Julio Romero de Torres.

De nuevo por las callejuelas cordobesas, nuestro siguiente punto es la Judería, en la que merece la pena perderse. Atravesando las antiguas calles estrechas, blancas, laberínticas y hoy también comerciales que se agolpan alrededor de la mezquita debemos llegar a parte de la antigua muralla para disfrutar del entorno, pasear y visitar la iglesia de San Bartolomé, la Puerta de Almodóvar y la estatua de Séneca, la Sinagoga, la Casa Sefarad, el Zoco, la Casa Andalusí y la Plaza Tiberíades con el monumento a Maimónides. Nos costará despegarnos del encanto de la judería pero la abandonamos momentáneamente para visitar el magnífico Alcázar de los Reyes Cristianos, donde destacan, además de los palacios, los bellos jardines y patios de inspiración mudéjar.

Ahora sí, nos dirigimos hacia la Mezquita-Catedral, no sin antes detenernos en el popular Callejón de las Flores para admirar el campanario renacentista. Si ya el patio de los Naranjos puede parecer idíloco, aún más lo es el interior del monumento. Todos tenemos en el imaginario a la Mezquita de Córdoba, con su bonito bosque de columnas y arcos de herradura, dobles y polilobulados, con su característico color rojo y blanco, pero los que lo visitan se impresionan también por sus grandes dimensiones. En este templo se entremezcla el pasado musulmás de su esencia, sus arcos y otros elementos fruto de las diversas ampliaciones que sufrió como el maravilloso mihrab de Alhakan II. Y justo en el centro, rompiendo con el resto, la imposición cristiana tras la reconquista de la ciudad, la nueva nave renacentista y crucero renacentista y muy decorado de la catedral. Llama la atención sobre todo el paso de un arte al otro, la imaginería cristiana y el cambio de luminosidad entre las dos partes.

Si aún no sufrimos el síndrome de Stendhal, podemos proseguir con nuestra última etapa del recorrido monumental encaminándonos hacia el río Guadalquivir y admirando el monumento del Triunfo de San Rafael, la grandiosa Puerta del Puente y el paisaje que conforma el río y la monumentalidad del Puente Romano. Por último, si cruzamos esta milenaria construcción nos podremos detener en la Torre de la Calahorra, del siglo XIII, cuyo interior alberga el Museo Vivo de Al-Andalus sobre la convivencia entre las culturas judía, musulmana y cristiana. ¡Qué mejor final para un recorrido en el cual hemos interactuado con monumentos de las tres culturas así como de su pasado romano y de su época moderna!

Panorámica de Córdoba
Panorámica de Córdoba

Fuera de rutas, el mejor consejo es que os dejéis llevar por Córdoba y os enamoréis de cada uno de sus rincones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s