Rincones de Andalucía: Doñana

Sin alejarnos de la costa nos trasladamos al espacio natural por excelencia no sólo de Huelva sino de toda Andalucía, así como uno de los más importantes y singulares de toda España: Doñana. Aunque su extensión también se adentra en las provincias de Sevilla y Cádiz, es en la de Huelva donde se ubica la mayor parte de este espacio que corresponde a las marismas que crea el río Guadalquivir próximo a su desembocadura en el Atlántico.

Con una gran diversidad de flora y fauna, Doñana está bajo diferentes figuras de protección: es Parque Nacional desde 1969, Parque Natural desde 1989, Reserva de la Biosfera desde 1980, Sitio Ramsar desde 1982 y, lo que es más importante para mí, Patrimonio Natural de la Humanidad desde 1994.

Paraíso sobre todo para las aves por su situación geográfica estratégica entre Europa y África, podremos tener la suerte de observar alcotanes, águilas imperiales, avefrías, búhos, cigüeñas, gaviotas, cormoranes, garzas, pinzones y un largo etcétera. Sin embargo, una de las estampas más famosas del parque es la de grandes grupos de flamencos sobre las marismas. Y si el flamenco es característico entre las aves, el mamífero más importante es el precioso lince ibérico, por desgracia en peligro de extinción y el felino más amenazado del planeta, siendo aquí y en las sierras de Andújar, Cardeña y Montoro donde únicamente habita. El lince ibérico es el símbolo de Doñana, pero no sólo es el único mamífero sino que también lo habitan ciervos, gamos, jabalís, nutrias, zorros e incluso dos razas autóctonas de caballos: el marismeño y el de las retuertas, la más antigua de Europa.

Pinares, dunas y marismas son los paisajes predominantes en Doñana, los cuales podremos recorrer con la ayuda de las diversas empresas que ofrecen visitas guiadas por el parque. Es además un paraíso para la práctica del turismo ornitológico. Sin duda, acercarse a alguno de los centros de visitantes es imprescindible para entender más el entorno.

En los alrededores del parque podemos disfrutar del mar en Matalascañas, Mazagón o la gaditana Salúcar de Barrameda, y de los pueblos onubenses de Almonte y Bollullos o los sevillanos de Villamanrique de la Condesa e Isla Mayor. No obstante, el atractivo cultural más destacado de Doñana es la aldea almonteña de El Rocío, la que cada año recibe a miles de peregrinos provenientes de toda la geografía andaluza y española celebrando la mayor romería del país. Las hermandades cruzan el parque hasta llegar a la ermita de su virgen, la Virgen del Rocío, la Blanca Paloma, a la que sacan en una multitudinaria procesión de madrugada cuando los de Almonte saltan la reja para recoger a su patrona. A la aldea llegan turistas no sólo en estos días sino durante todo el año para encandilarse con su entorno, pasear por sus calles de arena y orar a la virgen.

Sin duda, una mañana de paseo por Doñana, una visita a El Rocío y un chapuzón o una buena cena en Matalascañas es uno de los mejores planes que se me ocurren para disfrutar de este rincón de Huelva.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s